Packaging compostable, una de las grandes tendencias en packaging sostenible

Las marcas cada vez son más conscientes de la importancia de ser y mostrarse como marcas verdes. No es cuestión de parecerlo, sino de serlo, ya que el greenwashing o lavado (de imagen) verde a la larga puede ser perjudicial para su reputación y resultados empresariales. Los consumidores demandan productos sostenibles y el envase es la primera criba para llegar a su carrito de compra.

Prueba de ello son los datos del estudio realizado por Ipsos MORI (líder internacional en investigación de mercado) que muestra que los consumidores europeos siguen demandando packaging sostenible a pesar de la crisis sanitaria mundial: 

85 % adquieren productos con el menor embalaje posible. 

29 % ha dejado de comprar determinadas marcas porque su packaging no es sostenible.

Si tu marca de verdad ansía un futuro en verde y demostrar el compromiso con el planeta te interesa lo que hoy vamos a contarte. ¡El green packaging ha venido para quedarse!

¿Qué es el packaging sostenible?

El packaging sostenible, también conocido como packaging verde o ecológico, es aquel en el que los envases se diseñan, fabrican y eliminan acorde a los principios de sostenibilidad. Surge como alternativa a los embalajes tradicionales, más contaminantes. Su principal objetivo es disminuir el impacto de la actividad empresarial en el medioambiente y por tanto combatir el cambio climático.

¿Qué tendencias hay en el packaging sostenible?

  • Reducir. Evitar los envases más contaminantes y fomentar al máximo los productos y envases reutilizables.
  • Reutilizar. Potenciar productos que pueden ser utilizados varias veces.
  • Reciclar. Incentivar el uso de productos elaborados con materias primas reciclables en su totalidad o en su mayor parte.
  • Ecodiseño. Diseñar envases con métodos que reducen al máximo la huella de carbono. Aquí el packaging se adapta al producto para simplificar y reducir espacio vacío y elementos de amortiguación, como consecuencia se reducen materiales y costes.
  • Biodegradables o compostables. La diferencia entre ellos son las condiciones y el tiempo que tardan en descomponerse y reintegrarse en el medio. Las materias compostables tienen una ventaja adicional, ya que pueden ser utilizadas como abono o fertilizantes. Según la norma UNE-EN 13432:2001 (US ASTM D6400 04) todos los envases compostables son biodegradables. Sin embargo, no todos los envases biodegradables son compostables.

Hoy nos vamos a centrar en la gran tendencia en alza del packaging sostenible

PACKAGING COMPOSTABLE: Residuos que se convierten en recursos

¿Qué es el packaging compostable?

Un empaque compostable es aquel que puede biodegradarse por acción microbiológica bajo unas condiciones establecidas en un corto período de tiempo, formando compost que sirve de nutriente a los campos y no deja residuos tóxicos.

¿Qué materiales se usan en el packaging compostable?


Son materiales que provienen de residuos agrícolas, es decir, residuos de materia tras extraer el jugo o fruto, y se les denomina bagazo. Es un material muy rico en fibras vegetales y por ello es perfecto para fabricar otros productos. Los más habituales son las: 

  • fibras naturales de Caña de azúcar
  • fibras naturales de Palma

¿En qué recursos se convierten los residuos de packaging compostable?

Los residuos de envases compostables se descomponen en una pila de compost y, gracias a las sustancias orgánicas en descomposición, se pueden convertir en abono o fertilizante. Los tiempos habituales para transformarse en compost son:

12 semanas en una planta de compostaje industrial

24 semanas en un compostador doméstico

¿Para qué productos es adecuado el packaging compostable?

Casi cualquier producto puede ser protegido con un envase compostable, pero la industria alimentaria es la que más lo está demandando.

Además, como consecuencia de la pandemia mundial de COVID-19 se propone como la solución ideal para que los productos de alimentación estén protegidos y sean seguros.

Algunos de los usos más demandados en packaging compostable son: 

  • Bandejas de fruta y verduras
  • Bandejas para alimentos o comida preparada
  • Bandejas para menaje 
  • Papel parafinado 100 % fibras naturales. Perfecto para envolver y conservar los alimentos frescos sin plástico, además es resistente a las grasas y a la humedad.

Y para cubrir esta demanda y satisfacer tanto al consumidor final como a las empresas que quieren tener una marca verde, en i3D apostamos por la innovación. Por ello entre nuestros productos de packaging sostenible ofrecemos FIBRAPACK.

Fibrapack® es nuestro packaging compostable de fibras naturales que tiene los certificados requeridos por la Unión Europea para el contacto alimentario y la compostabilidad. Envases con materiales compostables 100 %, que además son ligeros, firmes y resistentes, perfectos para cualquier empresa que quiera ofrecer a sus clientes una garantía de calidad, seguridad y sostenibilidad.

¿Eres de economía circular? Te interesa estar al tanto de las novedades. Suscríbete a nuestra newsletter. ¡Únete al movimiento de packaging sostenible!