Fibrapack PALM, consigue la certificación OK COMPOST HOME de TUV Austria

Las bandejas Fibrapack PALM han obtenido el certificado OK Compost HOME que garantiza su desintegración completa en un compostador doméstico en 24 semanas. Considerando comparativamente el pequeño volumen de residuos involucrados, la temperatura en compost de jardín es claramente más baja y menos constante que en un entorno de compostaje industrial. El compostaje doméstico es, por lo tanto, un proceso más difícil y de ritmo más lento. El compostaje puede reducir significativamente el volumen de desechos orgánicos, ya que el compost elaborado puede ser utilizado para fines agrícolas y hortícolas. Es una manera efectiva de reducir residuos y aprovechar recursos.

El origen: el residuo agrícola como materia prima

 

La fibra de palma se obtiene de bosques sostenibles y certificados de Malasia e Indonesia. La fruta de la palma se recolecta para extraer jugo, el aceite de palma, que proviene de plantaciones respetuosas con el medio ambiente. Estas plantaciones certificadas colaboran con el desarrollo de las comunidades locales y evitan la deforestación de los bosques. El aceite que se extrae de la Palma es muy apreciado por su multitud de usos, como productos de limpieza, jabones, cosmética y alimentación. El residuo agrícola que queda a base de fibras vegetales se llama Bagazo, es procesado y aprovechado para fabricar bandejas y otros envases para alimentación. Ningún árbol ha sido talado para obtener la materia prima.

Las bandejas de Fibrapack son ligeras y resistentes, libres de PFOA. Protege la fruta y la verdura como ningún otro material y puede ser desechado con los residuos orgánicos, desintegrándose en 18-24 semanas para convertirse en compost de calidad.