i3D obtiene el certificado de evaluación de la reciclabilidad

Todos nuestros productos reciclables ya tienen el certificado de evaluación de la reciclabilidad

Empezamos con el certificado de evaluación de la reciclabilidad porque queremos ofrecerte opciones de packaging sostenible con todas las garantías y total transparencia. Por este motivo, esto es solo el principio. Estamos en proceso de certificar todos nuestros productos. 

¿Qué implica certificar un producto?

El proceso para certificar un producto puede ser largo y tedioso, para qué engañarnos, pero es necesario porque permite conocer exactamente su composición, avalarlo y comunicar todas sus características con rigor. 

Aunque dependiendo de la certificación se sigue un proceso u otro, el trámite imprescindible siempre es el análisis riguroso de su composición. Eso nos permite saber con precisión científica si el envase cumple o no con los requerimientos y en qué medida. 

Así pues, cuando un envase es avalado por una de las certificaciones que te presentamos ha sido sometido a rigurosos ensayos técnicos conforme a la normativa que aplique. 

Es necesario certificar los productos para poder avalarlos con total garantía y asegurar así la buena gestión para un impacto positivo real. 

Certificación en los productos reciclables

El certificado de evaluación de la reciclabilidad conforme a la normativa UNE-EN 13430:2005 es una autodeclaración ambiental desarrollada junto con las entidades certificadas. 

El principio detrás de este certificado es transitar hacia una economía circular real. Gracias a conocer los criterios de reciclabilidad aseguramos que los envases que se utilizan cumplen con dichos criterios. 

El certificado de evaluación de la reciclabilidad

Son muchas las características que influyen en la reciclabilidad de un envase: material, forma, color, adhesivos, etc. Cada uno de estos elementos interfiere de una manera u otra en las fases de recogida, selección y reciclado, y por lo tanto impacta en el porcentaje de reciclabilidad del producto. 

Por eso, es necesario conocer los criterios, avalar los envases y seguir mejorándolos para alcanzar la economía circular real.

Todos los productos reciclables de i3D están avalados con el certificado de evaluación de la reciclabilidad.

El certificado de reciclabilidad es una autodeclaración mediante la cual avalamos el porcentaje real de reciclabilidad de cada envase teniendo en consideración todos los elementos clave en el proceso de reciclaje para que este sea de calidad. 

Aún siendo una autodeclaración, no significa que no sea un proceso riguroso. Para conseguir la certificación, los expertos de ITENE evaluan los materiales que componen el producto, su proceso de fabricación y su fín de vida, determinando cuál será el porcentaje eficiente de reciclado del mismo.

¿Cuáles son los siguientes pasos?

Todavía queda trabajo por hacer. Queremos certificar todos nuestros productos porque creemos en la necesidad de aportar el máximo rigor en el sector del packaging sostenible.

Por eso, hemos obtenido también el certificado para los productos de plástico reutilizable, el cual ayudará a cumplir con la directiva (UE) 2019/904 y aliviar así el gravamen estatal a los productos de plástico

Y estamos trabajando en el Certificado RPET, que avala el contenido de plástico reciclado. Iremos añadiendo las certificaciones obtenidas en la página de certificaciones.

¡Seguimos dando pasos para ofrecer envases sostenibles con total garantía!